Rosp Corunna: el reto de gestionar la segunda mayor fortuna de España

Sandra Ortega reforma la cúpula de Rosp Corunna en plena crisis del coronavirus y pendiente del impacto de la pandemia en sus inversiones hoteleras

Sandra Ortega empieza a recolocar las piezas de su family office tras el cese del que fuera durante 20 años el primer ejecutivo de Rosp Corunna, José Leyte Verdejo. La hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera ha nombrado apoderado en la sociedad cabecera del grupo a José Antonio Fresnedo Amado, durante años directivo del equipo y la confianza de Leyte, que ya acumulaba cargos en los principales brazos inversores del holding.

A la espera de saber si se producen más cambios o si Rosp Corunna se decide a incorporar a un directivo de fuera del grupo, el reto que se le presenta a la cúpula es mayúsculo, nada menos que gestionar la segunda mayor fortuna de España, valorada por Forbes en 5.600 millones.

Deberá de hacerlo en medio de la crisis económica provocada por el coronavirus, cuyo impacto será especialmente relevante en las inversiones vinculadas al sector turístico. No es ajena Sandra Ortega a este problema, pues además de controlar el 30% de la ruinosa cadena Room Mate, el grupo tiene hoteles y suelos pendientes de urbanizar para el desarrollo de resorts.

Hoteles y un resort de lujo

Es el caso de los terrenos que adquirió el grupo en la península de Troia, al sur de Lisboa, en 2017 por unos 50 millones, que pagó a Sonae Capital. La inversión, según explicó en su momento el propio Leyte, se planteó a largo plazo con el objetivo de desarrollar un resort de lujo en un enclave eminentemente turístico. Allí se están construyendo villas y apartamentos en un terreno de playas y marismas que en su momento se puso de moda entre los altos cargos de Inditex.

Por el momento, el proyecto de Sandra Ortega no se ha desarrollado y no parece que la pandemia vaya a ayudar a acelerar las obras. Ferrado Inmuebles, la sociedad inmobiliaria de referencia del grupo, contaba además con 20,4 millones invertidos en hoteles, 263 millones en oficinas y 30,6 millones en locales comerciales y en residencial.

Los arrendamientos: 13 millones de ingresos

Esta sociedad controla las inversiones de Ferrado Properties en Estados Unidos, donde Sandra Ortega mueve más de 300 millones, además de las realizadas en suelo europeo, para un total de 761 millones en activos a cierre de 2019.

Ferrado Inmuebles percibió en el último ejercicio cerrado 12,9 millones en arrendamientos, el doble que un año antes por la concentración en esta sociedad del negocio norteamericano. Algunos de estos alquileres corresponden tiendas del propio Grupo Inditex. No menciona en su memoria nada relativo a impagos o aplazamientos a causa del Covid-19, aunque sí menciona una deuda por cobrar superior al millón de euros.

En todo caso, el grueso de las inversiones se concentran en oficinas, prácticamente el 70%.

La relación con Inditex y Pharma Mar

La principal fuente de ingresos del grupo son los dividendos de Inditex, del que controla un 5,05% del capital. A pesar de su posición como accionista significativo, ni Sandra Ortega ni ningún representante de Rosp Corunna se sienta en el consejo de la multinacional textil que fundaron sus padres. La relación con Amancio Ortega, según las fuentes consultadas, es fluida y con Marta Ortega, con quien comparte eslabón en la línea sucesoria, inexistente.

En Pharma Mar, sin embargo, sí que tiene Rosp Corunna un representante en el consejo de administración, función que ejercía hasta ahora José Leyte y que, a priori, podría ser reemplazado por José Antonio Fresnedo. La confianza en la biofarmacéutica de José María Fernández de Sousa se ha mantenido desde la etapa de Rosalía Mera en el 5% del capital, sin que Sandra Ortega haya movido una acción ni cuando los títulos estaban hundidos y cotizando por debajo del euro, ni cuando Pharma Mar se disparó en bolsa hasta alcanzar el IBEX al calor del Covid-19.

Las inversiones financieras: casi 600 millones

La otra área de negocio que armó José Leyte con la fortuna de Sandra Ortega la constituyen los fondos de inversión, el capital riesgo y los depósitos estructurados. Las inversiones financieras del grupo, que se realizaron con prudencia pero con ahínco, tienen dos instrumentos de referencia en la sicav Soandres y la sociedad de inversión colectiva Breixo.

A cierre del tercer trimestre del año, Soandres acumulaba un patrimonio de 310 millones, mientras que Breixo contabilizaba otros 276 millones. Ambas están gestionadas por JP Morgan.